La Cordillera Blanca

Ubicada en el corazón de los andes peruanos es el hogar de hermosas montañas y nevados que se elevan majestuosos sobre el callejón de Huaylas. Ahí se muestran desafiantes a los alpinistas que llegan desde lejos para poder conocerlas y conquistarlas.

Es además el paraíso de los excursionistas con caminatas que duran de 1 a 30 días de tiempo entre lagunas y ríos en un marco de picos y valles.

  Entre las cumbres más hermosas encontramos el Huascarán, imponente guardián de la cordillera con sus 6768 metros de altura. La cordillera cuenta con más de 30 cumbres nevadas de 6.000 msnm. Esta cadena ofrece verdaderos retos para los montañistas, constituyéndose como uno de los escenarios más importantes del mundo para la práctica de deportes de aventura.

Aquí los amantes del Turismo de Aventura pueden escalar, realizar trekking, practicar el esquí de alta montaña, snowboard, camping, parapente, ciclismo de alta montaña, canotaje, kayac, etc.

 Por su belleza escénica e importancia para las poblaciones locales la zona en los alrededores del Huascarán ha sido reconocida con los títulos de Reserva de Biosfera y Patrimonio Natural de la Humanidad, reconocimientos otorgados por la UNESCO.

 Además de hospedar y conservar un importante numero de especies de flora de alta montaña como la Puya Raimondi, diversas orquídeas, el quenual, entre otras y de fauna silvestre, como la taruca, el gato montés, la vicuña, el cóndor andino, entre las mas emblemáticas, preserva manifestaciones culturales pasadas y presentes, de significativo valor.

 Poder disfrutar de una temporada la Cordillera Blanca significa vivir una experiencia mágica entre una naturaleza primitiva e incontaminada.

LAS PERSONASLA CULTURA

Leave a Comment